Descubre el Crowdfunding

Descubre el Crowdfunding

Después de la polémica que tuvo el primer anteproyeco el año pasado, parece que las negociaciones han dado sus frutos y han dado pie a que se apruebe la Ley de fomento de la financiación empresarial, la cual regula el Crowdfunding (financiación colectiva o en masa) y permite situar a éste en un marco legal visible en España, otorgando además amparo jurídico a todos los implicados. A continuación le contamos algunas características:

TIPOS:

Afectados por la ley:

  • Equity Crowdfunding: es el utilizado cuando una empresa necesita financiación y recurre a pequeños inversores que reciben a cambio una participación accionarial de la empresa a la que prestan (igual a la cantidad aportada).
  • Crowdlending o Préstamos P2P: utilizado cuando una empresa o emprendedor recurre a estos pequeños inversores que le prestarán dinero pero sin producirse el trasvase de acciones, si no que el empresario se compromete a devolver el dinero pasado un tiempo, a un tipo de interés previamente fijado.

No afectados por la ley:

Crowdfunding de recompensas: el es tipo tradicional, en el que el autor de alguna obra (musical, literaria, de arte…) la presenta y la financia a través de                   aportaciones económicas de los usuarios a los que haya convencido con dicha obra, a cambio de una recompensa (la cual va en función de la cantidad                       aportada).

TIPOS DE INVERSORES Y LÍMITES:

  • El inversor acreditado: es el inversor institucional; las empresas o fondos con activos por valor de un millón de euros, negocio por valor de dos millones o unos recursos propios de 300.000 euros; y las personas físicas con unas rentas anuales superiores a los 50.000 euros o un patrimonio de más de 100.000 euros. No tienen límites de inversión.
  • El inversor no acreditado: aquél que no cumple con las condiciones del anterior inversor. Los inversores no acreditados tendrán un límite de inversión: 3.000 euros por empresa y máximo 10.000 euros por año y plataforma.

ADEMÁS…

Cuando una empresa recurre al equity crowdfunding se marca un objetivo determinado de financiación. Sin embargo, no es anormal que a veces supere esa cantidad si su proyecto ha entusiasmado a los potenciales inversores. Con la regulación, la ley establece que las empresas nunca podrán superar el 125% de la financiación que hayan solicitado inicialmente.

Las empresas de equity crowdfunding deberán constituirse con un capital social mínimo de 60.000 euros. Ahora bien, si en el último año han financiado proyectos empresariales por un valor superior a los dos millones, en ese caso su capital social mínimo será de 120.000 euros. Además, deberán disponer de un seguro de responsabilidad social con una cobertura mínima de 300.000 euros por reclamación de daños y un total de 400.000 euros anuales para atender todas las posibles reclamaciones.

PLATAFORMAS DE CROWDFUNDING

  • Supervisadas por la CNMV: serán supervisadas por la Comisión Nacional del Mercado de Valores las plataformas de Equity Crowdfunding.
  • Supervisadas por el Banco de España: serán supervisadas por este ente las plataformas de Crowdlending, al tratarse de entidades de crédito. Para más tranquilidad del inversor, será el propio Banco de España quien regule este tipo de operaciones y quien, además, podrá regular y facilitar los formularios de comprobación de solvencia del empresario/empresa al que presta el dinero.

Uno de los próximos pasos en el camino de la regularización será la relajación de los límites de las inversiones y, como no, intentar hacer peticiones que beneficien al sector mediante incentivos fiscales.