Compatibilidad del paro con ser autónomo

Compatibilidad del paro con ser autónomo

Esta es una muy buena opción cuando se quiere emprender una nueva actividad y sabemos que los primeros meses va a ser difícil y se necesitan otros ingresos para mantenerse a flote.

Si un trabajador se encuentra en situación de desempleo, puede compatibilizar la prestación correspondiente con una actividad por cuenta propia, y ahora con independencia de la edad que tenga.

Requisitos para la compatibilidad:

Para poder cobrar el desempleo devengado en el Régimen General mientras ejerce una actividad por cuenta propia, el solicitante debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Debe efectuar la solicitud ante el Servicio Público de Empleo Estatal en un plazo de 15 días desde el inicio de la actividad (informado a Hacienda mediante modelo censal correspondiente). Si se presentara más tarde ya no podrá acogerse a la compatibilidad.
  • Mientras dure la compatibilidad, el autónomo no podrá trabajar por cuenta ajena, sea cual fuere el tipo de contrato.

Importante:

  • No podrán acceder a este beneficio los autónomos cuyo último trabajo ya haya sido por cuenta propia.
  • No podrán solicitar el incentivo quienes lo hayan obtenido en los últimos 24 meses, ni quienes hayan capitalizado su prestación por desempleo en el mismo período.
  • Tampoco se podrá acceder a la compatibilidad si el autónomo firma un contrato con su anterior empresa (la de su último empleo) o con una empresa del mismo grupo para prestarle sus servicios profesionales.

Condiciones de la compatibilidad:

Esta compatibilidad podrá tener una duración máxima de 270 días (9 meses). Siendo así, por ejemplo, si a una persona le iba a quedar una prestación mensual de 1.087,20€ (cuantía máxima en 2016 para los desempleados sin hijos), se asegurará unos ingresos de 9.784,80€.

Tramitación:

Para solicitar el beneficio, el solicitante deberá marcar la casilla correspondiente en su solicitud de acceso al desempleo.

Adicionalmente, si la actividad no acabara obteniendo frutos y durara menos de 60 meses, el trabajador podrá optar a elegir por una de las dos opciones: reanudar el cobro del desempleo (si todavía no lo ha agotado) o, si ha estado cotizando por cese de actividad, podrá percibir la prestación correspondiente.