¿Compraventa de participaciones o reducción de capital?

¿Compraventa de participaciones o reducción de capital?

Según dicen los abogados matrimonialistas, las vacaciones de verano es el periodo por excelencia en el que se “deciden” más divorcios,  pero no hay datos sobre la temporada de mayor número de separaciones de socios de una entidad mercantil.

Cuando dos personas físicas o partícipes de una sociedad mercantil quieren dejar de serlo suele suceder, en la mayoría de los casos, que uno de los socios vende al otro sus participaciones, pero casi nunca se baraja la posibilidad de reducir el capital social (entre otras cosas porque desde 2015 la fiscalidad ya no es tan favorable)

COMPRAVENTA DE PARTICIPACIONES

El partícipe A constituyó una sociedad limitada aportando 1500 euros de capital y 5 años después, sin haber realizado Ampliación de capital alguna pretende vender esas participaciones al socio/partícipe B por 50.000 euros ¿cómo tributa la operación?

PRIMERO tenemos que descartar que el precio de 50.000 euros se ajuste a la valoración que la Agencia Tributaria puede realizar según la legislación vigente; y dicho valor es el MAYOR de tres valores:

  • Precio de mercado
  • Valor acordado por las partes
  • Valor comprobado por la Administración

Una vez comprobado que cumplimos la legislación pasamos a la liquidación de impuestos.

SEGUNDO. La base imponible sobre la que aplicaremos el gravamen será el valor de venta (50.000€) menos el valor de coste (1.500€) son 48.500 euros, a los que se le aplicaría la siguiente tabla

Base imponible del ahorro

-

Hasta euros

Incremento de la cuota íntegra (estatal+autonómica)

-

euros

Resto de Base imponible del ahorro

-

Hasta euros

Tipo aplicable

-

Porcentaje

0 12.000 19
12.000 1.140 88.000 21
100.000 10.380 En adelante 23


REDUCCIÓN DE CAPITAL

Esta opción es muy interesante, sobre todo si al socio saliente se le va a entregar parte del patrimonio de la Sociedad (ya sea en metálico o en forma de bienes).

Hay que tener en cuenta que el socio saliente responderá solidariamente hasta el importe de lo percibido durante 5 años por las deudas contraídas por la entidad con anterioridad al acuerdo de reducción de capital.

Pongamos el mismo ejemplo que en el caso de compraventa de participaciones, el socio A se separa de la Sociedad (en la que invirtió 1.500€) y se le entregan bienes muebles y metálico valorados en 50.000 euros.

¿Cómo tributa?

En la práctica, como en el caso anterior 50.000-1.500 = 48.500 € donde se aplicará el gravamen de la base imponible del ahorro. Por tanto, ante una fiscalidad tan parecida, cómo podemos resolver la pregunta de qué camino es el mejor ¿compraventa o reducción de capital?

La respuesta sería “Depende de dónde están los fondos para pagar al socio saliente”

Si los fondos pertenecen a la Sociedad, lo mejor es hacer una reducción de capital, pero si los fondos pertenecen al socio, lo más adecuado sería hacerse bajo la figura de una compraventa. Pese a lo anterior, si la Sociedad Limitada prevé tener beneficios a corto plazo el socio podría hacer un préstamo a la Sociedad y, posteriormente, plantear una reducción de capital. De esta manera el socio podría recuperar el dinero prestado.

Ya sabéis, si las relaciones afectivas de pareja hay que “regarlas” día a día, quizás habrá que pensar que las relaciones mercantiles en sociedades tan personalistas como las limitadas habría que intentar algo parecido para no acabar haciéndote la pregunta ¿compraventa o reducción de capital?