Controlar los vehículos de empresa por GPS

Controlar los vehículos de empresa por GPS

Usted quiere instalar un sistema de GPS en los vehículos de sus comerciales para controlar que cumplan con sus obligaciones. ¿Es válida esa forma de actuar? En tal caso, ¿qué requisitos se deben cumplir?

Medida de vigilancia y control

Requisitos. Si quiere controlar a sus comerciales, es válido que instale sistemas de GPS en los vehículos que son propiedad de su empresa y que pone a disposición de sus empleados para uso profesional.  Piense que la ley le permite adoptar las medidas de vigilancia y control que estime oportunas, siempre que respete los derechos fundamentales de los afectados.

Cómo actuar. Por tanto, informe a sus trabajadores con carácter previo sobre la instalación del GPS. Asimismo, de modo expreso, preciso e inequívoco:

  • Recuérdeles cuáles son sus obligaciones: cumplir un horario concreto, el deber de visitar a los clientes que tengan asignados, el seguimiento de una ruta establecida…
  • Comunique cuál es la finalidad que persigue con la instalación de este sistema y cuál será el tratamiento de los datos que obtenga (en este caso, controlar las obligaciones laborales de los comerciales y velar por la seguridad del vehículo).  Indique también que la información obtenida con el sistema GPS se podrá utilizar para la imposición de medidas disciplinarias.
  • Aproveche y entregue a sus empleados una política con las normas de utilización de los vehículos de empresa: si podrá utilizarse para asuntos privados, quién asumirá los gastos de conservación o las multas…

A tener en cuenta

Fuera de su jornada. Si los vehículos permanecen a disposición de sus empleados fuera de la jornada laboral, los sistemas de GPS se deberán desactivar. ¡Atención!  Ello para evitar intromisiones ilegítimas en su vida personal.

Excepción: sin aviso. En algún caso se ha considerado válida la instalación del GPS sin avisar a los trabajadores, dado que la finalidad de la medida era demostrar un incumplimiento (por existir sospechas fundadas).  No obstante, al tratarse de casos aislados, lo recomendable es informar siempre con carácter previo a los afectados. Con ello evitará que el despido posterior se declare improcedente (o que se revoque la sanción).

Prueba válida

Incumplimiento. Si el GPS le permite detectar un incumplimiento, la prueba será válida para justificar una sanción o un despido, ya que habrá superado el juicio de proporcionalidad fijado por el Tribunal Constitucional (límite que se debe respetar cuando una medida puede vulnerar derechos fundamentales). En concreto:

  • La medida es idónea. Es decir, sirve para detectar el incumplimiento laboral.
  • También es necesaria, ya que no es posible adoptar una medida menos lesiva para el trabajador afectado.
  • Y es proporcional. Así, el control sólo se produce en coches de su empresa y sólo durante la jornada laboral.