¿Denunciar al inquilino por daños ocasionados?

¿Denunciar al inquilino por daños ocasionados?
Daños. El arrendatario ha dejado la vivienda con daños considerables y generalizados (electrodomésticos y muebles golpeados con objetos, paredes con pisadas, etc.). ¡Atención!  Por esa razón, usted ha pensado presentar una denuncia penal contra el arrendatario. ¿Es posible? ¿Le interesa acudir a la vía penal?

Civil o penal

Responsable. Pues bien, en estos casos usted puede optar entre interponer una demanda civil contra el arrendatario o una denuncia penal:

  • Civil. El arrendatario debe devolver la finca, al finalizar el alquiler, tal como la recibió (excepto el desgaste normal). Por tanto, usted puede reclamarle el coste de reparar esos daños con una demanda civil.
  • Penal . No obstante, también es un delito causar daños en una propiedad ajena, en cuyo caso el inquilino puede ser condenado a una multa y a indemnizarle con el coste de la reparación.

Ejemplo. Recientemente se ha condenado penalmente a una inquilina con una multa de 1.260 euros porque rompió de forma intencionada instalaciones y objetos de la vivienda antes de abandonarla por impago de la renta.  Además, ha tenido que pagar al arrendador el coste de reparar los daños causados.

¿Le interesa?

Ventajas e inconvenientes. Según lo dicho, en una y otra vía usted conseguirá que se le indemnice. No obstante, tenga en cuenta:

  • Lentitud . En general, la denuncia penal tarda más tiempo en tramitarse que la demanda civil, por lo que tardará más en cobrar.
  • Gravedad. Además, existe el riesgo de que el juez penal archive el procedimiento, pues la vía penal se reserva para los casos más graves (cuando se puede probar que se han causado los daños intencionadamente). ¡Atención!  Y si se archiva el procedimiento penal, no tendrá más remedio que iniciar la vía civil. En definitiva, habrá perdido mucho tiempo.

Mejor civil. Por tanto, lo más aconsejable es que acuda a la vía civil, pues es la más rápida (como regla general) y le asegura ser indemnizado por los daños y perjuicios que haya sufrido.

Consejos para reclamar

Prueba. Tanto si reclama en vía civil como penal, debe demostrar que los daños han sido causados por el arrendatario. Para ello, es necesario determinar el estado de la vivienda cuando se entregó al inquilino, así como el que tenía en el momento del desalojo. Siga estos consejos.

Consejo 1: en el contrato. Indique en el contrato de arrendamiento que la vivienda se entrega sin daños y en perfecto estado de conservación.  Incorpore un anexo con un inventario del mobiliario (relacionándolo y describiéndolo de forma detallada), y otro con un reportaje fotográfico de la finca y del mobiliario.

Consejo 2: tras el desalojo. Si no es posible que el inquilino reconozca por escrito su responsabilidad sobre los daños, deje constancia de éstos por otros medios.  Lógicamente, la opción más fiable (pero más cara) es el acta notarial o que un perito tome fotografías lo antes posible del estado de la vivienda, y emita un informe de los daños y de su valoración.