Descuadres aceptables en el Modelo 347

Descuadres aceptables en el Modelo 347

Es bastante habitual que los importes declarados por sus clientes y/o proveedores algunas veces descuadre. Esto suele suceder en mayor medida por ejemplo cuando existen facturas emitidas a final de año y uno las declara en el 4º trimestre y el cliente en el 1º del siguiente año. ¿A qué trimestre deben imputarse dichas operaciones?

En el modelo 347 las operaciones deben informarse en el trimestre en el que se hayan incluido en los libros registro de IVA. Las variaciones ocasionadas por ello están justificadas. Por tanto:

  • Si su empresa realizó ventas a finales de año, en la declaración de operaciones con terceros deberá indicar que la ha realizado en el cuarto trimestre del año.
  • Por otro lado, si a su cliente le llegó la factura unos días más tarde y la computó en los libros en el mes de enero del siguiente año, deduciéndose el IVA en el primer trimestre de 2016, no deberá incluirla en el 347 de 2015, sino en el de 2016.

Por tanto, si Hacienda requiriera explicaciones por estas diferencias explicadas, bastará con exponer esta circunstancia en la respuesta.

Diferente es el caso contrario: el proveedor declara la operación en un trimestre posterior a aquel en el que la ha declarado el cliente. En este caso, existe un riesgo por parte del emisor de la factura no declarada, pues este descuadre será un indicio de que el proveedor está “posponiendo” el ingreso del IVA a un trimestre posterior a aquel en el que dicho impuesto se ha devengado.

Adicionalmente, Hacienda podría imponerle sanciones. La norma es una sanción por el 50% del importe dejado de ingresar en el trimestre correspondiente (aunque lo haya ingresado el trimestre siguiente al que tocaba).

Si necesita más información, contacte aquí.