Exigencia del ITP también en arrendamientos de vivienda

Exigencia del ITP también en arrendamientos de vivienda

Pese a que la mayoría de los ciudadanos lo olvidamos, los contratos de arrendamiento/alquiler de vivienda también están sujetos al Impuesto de Transmisiones Patrimoniales…

Así como el alquiler de vivienda está exento de IVA, sí se encuentra sujeto al ITP. Muchos contribuyentes confunden estas obligaciones cuando comparan con el arrendamiento de locales, naves, parkings… pues éstos no generan la obligación de tributar por ITP ya que la operación está sujeta a IVA. Recuerde estas diferencias antes de llevarse algún susto.

Si  usted toma parte en un contrato de alquiler de vivienda, recuerde que el impuesto corre a cargo del inquilino.  Para el cálculo de éste, tome como base la renta a pagar durante toda la duración del contrato (si no consta el plazo, compute seis años).

 La cuota se calcula según una tarifa especial recogida en la ley (salvo que la comunidad autónoma en la que radique el inmueble tenga tarifas propias, para lo que es recomendable que solicite información a la administración) y su coste no es muy elevado. Por ejemplo: para un contrato de dos años con una renta mensual de 400 euros  (9.600 euros en total), la cuota es de 38.41€.

Nótese que si finalizado el plazo inicial, las partes acuerdan que el contrato se prorrogue, el impuesto debe liquidarse nuevamente, calculando la base según las rentas que vayan a satisfacerse a partir de ese momento.

Forma de pago del impuesto:

Se podrá liquidar el impuesto mediante timbres o bien presentando el modelo 600 en la oficina liquidadora correspondiente según su localidad (en algunas comunidades ésta es la única forma de pago).

Algunas autonomías han empezado a cruzar los modelos 600 recibidos con el registro de fianzas legales y están enviando propuestas de liquidación provisional de ITP a muchos inquilinos, los obligados al pago. Además, se le puede liquidar incluyendo intereses de demora y una sanción mínima del 50% de la cuota no ingresada en plazo. Para evitarlo, presente el modelo 600 antes de que se le notifique, en cuyo caso Hacienda sólo le girará los recargos por declaración extemporánea (cuyo importe máximo es el 20% del importe ingresado más los intereses).

Si por el contrario, es usted el propietario de la vivienda, sólo se le notificará la liquidación si el inquilino fuera declarado insolvente, pues los propietarios son responsables subsidiarios del pago de este impuesto. Para ello lo más recomendable sería verificar el expediente.

Si tiene alguna duda consúltenos.