Las ventajas del “Confirming”

Las ventajas del “Confirming”

El “confirming” es la operación por la que el banco asume encargarse de gestionar el pago de sus facturas a su vencimiento. Al mismo tiempo, éste informa a cada proveedor de la fecha en la que le va a remitir los fondos, y pone a su disposición dos opciones:

  • Esperar al vencimiento para recibir el cobro, o bien
  • Adelantarle el cobro a cambio de una comisión (que puede ser del 0,35%) más un tipo de interés por el período anticipado (por ejemplo, el Euribor + 3,25%). Normalmente con dicho anticipo se puede pactar incluso que el banco asuma el riesgo de impago.

Algunas ventajas adicionales:

Algunas veces ciertos proveedores ofrecen un descuento por pronto pago (algo habitual cuando se acercan los pagos trimestrales de impuestos, por ejemplo) y a menudo no se pueden aceptar por no tener tesorería suficiente. En estos casos, contratar un confirming por pronto pago con su entidad financiera puede suponerle un ahorro.

Ejemplo:

  • Su empresa debe a un proveedor una factura de 100.000 euros, y éste le ofrece un 2% de descuento por pronto pago (por lo que la cantidad a abonar sería sólo de 98.000 euros). Si usted negocia con el banco un confirming por pronto pago al 5% anual y a un plazo de 90 días, el banco paga en ese momento los 98.000 euros a su proveedor y le carga a usted ese importe más intereses (1.225€) al vencimiento. Así, su empresa habrá tenido un coste total de: 98.000 + 1.225 euros y habrá conseguido un ahorro de 775 euros. Esta operación sale a cuenta siempre que el coste financiero sea inferior al descuento que le ofrece el proveedor.

Otra forma de obtener ventaja del confirming es adelantar el plazo de cargo, es decir que el cargo que el banco le realiza se formalice antes del vencimiento de las facturas. Por ejemplo:

  • Piensa pagar mediante el confirming una factura de 100.000 euros que su proveedor cobrará anticipadamente pagando al banco un tipo de interés del 5% a 90 días. Si su empresa tiene un excedente de tesorería, puede optar por no esperar al vencimiento de esos 90 días y solicitar al banco que le adelante el cargo (por ejemplo, que se lo cargue en su cuenta a los 30 ó 45 días). A cambio del adelanto, el banco comparte con usted los intereses que abone su proveedor. En ese caso, los intereses del período anticipado serían de 625 euros (calculados a 45 días) y podrían pactar que una parte fuese a favor de su empresa.