¿Merece la pena reclamar?

¿Merece la pena reclamar?

Usted tiene una factura impagada, pero no la ha reclamado hasta ahora porque cree que el deudor es insolvente. Vea algunas comprobaciones que usted mismo puede hacer para decidir si merece la pena reclamar…

Facturas. Antes de reclamar judicialmente el cobro de una factura, es aconsejable verificar si el deudor es solvente o si tiene patrimonio, pues en caso contrario puede incurrir en gastos inútiles (de abogado, de procurador…). Pues bien, usted mismo puede hacer algunas averiguaciones por su cuenta.

Compruebe su solvencia

Paso 1: INFORME. En primer lugar, solicite un informe comercial de su deudor. En este informe le indicarán su facturación, si hay otras reclamaciones contra él, su “ratio” de solvencia, etc., y ya podrá hacerse una idea de su situación económica y de si debe dinero a otros acreedores.  Si el deudor es una sociedad, pida informes de su administrador y de aquellas empresas en las que éste también actúe como tal, o en las que aparezca como apoderado:

  • Recuerde que en determinados supuestos los administradores responden personalmente de las deudas de la sociedad.
  • Y si el administrador también está vinculado a otras empresas, quizá alguna de ellas sea continuadora del negocio de la que le debe dinero. En ese caso, si ha existido una sucesión de empresas para defraudar a los acreedores, también podrá reclamar el pago a esta nueva sociedad.

Paso 2: REGISTRO. Consulte también si su cliente aparece en el Registro Público Concursal. Es un registro de acceso libre y gratuito en el que se puede consultar (introduciendo la denominación o el NIF) si una empresa está en concurso o “preconcurso” de acreedores (puede acceder al registro en el enlace https://www.publicidadconcursal.es/concursal-web ). Si es así, comunique su crédito al administrador concursal, para que sea tenido en cuenta en el momento en el que se acuerden los pagos o la liquidación de la empresa.

¿Tiene bienes?

Inmuebles. Compruebe también si la empresa deudora o su administrador tienen inmuebles. Solicite en la web http://www.registradores.org una “nota de localización”, que le indicará si su deudor tiene algún inmueble a su nombre en algún Registro de la Propiedad de España. Si consta algún inmueble, solicite una nota informativa de éste, para comprobar si tiene cargas (embargos, hipotecas, etc.).

Indicios. Lógicamente, si tiene algún inmueble sin cargas o con cargas poco significativas, usted tendrá bastantes garantías de éxito (pues lo podrá embargar). ¡Atención!  Pero si el inmueble tiene cargas también obtendrá mucha información. Serán indicios de que el deudor está en una situación límite si constan varias anotaciones de embargo, o si el inmueble tiene una hipoteca y consta que ya se ha expedido “la certificación de dominio y cargas” (pues esto significa que se está ejecutando la hipoteca por impago).

¿Tiene actividad?

Deudor. Si la empresa deudora sigue activa, tendrá un argumento de peso para reclamar, ya que, una vez presentada la demanda, podrá solicitar al juez que requiera al deudor para que aporte el modelo 347 de operaciones con terceros, con el fin de embargar los créditos que pueda tener frente a terceros.  Pero si su deudor ya ha cesado en su actividad las opciones de cobrar se reducen, a no ser que existan inmuebles a su nombre.