Ofertas de trabajo no discriminatorias

Ofertas de trabajo no discriminatorias
Cuando publique ofertas de trabajo en la prensa o en portales de selección, verifique que no establece criterios que sean discriminatorios. Vea algunos ejemplos y sepa cómo actuar.

Inspección. La Inspección realiza campañas para controlar las ofertas de empleo publicadas en páginas de Internet o en prensa. ¡Atención!  En caso de que detecte ofertas que supongan una discriminación, impone multas de como mínimo 6.251 euros. Por tanto, le conviene saber cuándo una oferta es discriminatoria y cuándo no.

Discriminación directa

Distinción. Si su empresa necesita contratar a un trabajador para el almacén y a otro para la cadena de montaje, no es válido que en la oferta de trabajo especifique que en el primer caso necesita a un hombre (aunque el trabajo requiera esfuerzo físico) y en el segundo a una mujer (aunque los puestos de manipulación los cubra con mujeres). A estos efectos:

  • Las ofertas referidas a uno de los dos sexos (sólo a hombres o sólo a mujeres) son discriminatorias . ¡Atención!  Esto es así aunque las características del puesto de trabajo a cubrir exijan la realización de un esfuerzo físico.
  • La única excepción se produce si el sexo es un requisito profesional esencial y determinante de la actividad a desarrollar. En ese caso, la oferta sí podrá referirse a uno de los dos sexos. Esto ocurrirá, por ejemplo, si una agencia necesita contratar a un modelo masculino para anunciar una marca de calzoncillos.

Conceptos. Si en las ofertas utiliza conceptos como “limpiadora”, “se necesita varón” o “preferiblemente sexo masculino”, su conducta se considerará discriminatoria por razón de sexo. Tampoco utilice términos como “origen español” o “edad entre los 20 y 30 años”, ya que estará discriminando por razón de edad y origen.

Discriminación indirecta

Desventaja. A la hora de publicar una oferta, tampoco es válido que, bajo la apariencia de criterios neutros, ponga a determinadas personas en desventaja respecto a otras por alguna causa prohibida de discriminación (sexo, nacionalidad, religión…). ¡Atención!  Dicha oferta sería discriminatoria de forma indirecta.

Ejemplo. Una oferta de trabajo dirigida tanto a hombres como a mujeres en la que, aparte de otros requisitos, se exija una estatura mínima de 1,75 metros sería discriminatoria de forma indirecta, ya que dicho requisito perjudica a las mujeres (su media de estatura es inferior a 1,75 metros). Sí sería válida, por ejemplo, una oferta de empleo que diferenciase la altura entre hombres y mujeres, siempre que las estaturas solicitadas permitiesen un porcentaje similar de candidatos de cada sexo.

Cómo actuar

Cautelas. Cuando publique ofertas, evite que se puedan considerar discriminatorias:

  • En el título del puesto a cubrir, diríjase tanto a hombres como a mujeres. Indique, por ejemplo, “dependiente/a” o “manipulador/a”.
  • Si quiere limitar la edad, prevea una edad mínima o máxima si acredita criterios objetivos y razonables. En este sentido, puede requerir a mayores de 25 años si el puesto exige una titulación y varios años de experiencia. En ese caso, los menores de 25 años no estarán discriminados, ya que no cumplirán los requisitos principales de titulación y experiencia exigidos. ¡Atención!  No obstante, la limitación de edad “por arriba” será difícil de justificar.