Renta: Deducción por alquiler, condiciones

Renta: Deducción por alquiler, condiciones

Lo último que sabemos sobre esta deducción es que se derogó para los ejercicios del 2015 en adelante. Dicha deducción podía llegar a alcanzar el 10% del importe de alquiler satisfecho durante el ejercicio y para aquellos contribuyentes cuya base imponible del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas fuera inferior a 24.107€. Sin embargo, esta derogación no afecta a aquellos que hubieran contratado dicho alquiler en el 2014 o en años anteriores, lo cual quiere decir que éstos pueden seguir aplicándose esta deducción hasta el fin del contrato de alquiler firmado, o incluso hasta el fin de la prórroga, si esta se produjese, siempre que las condiciones del contrato inicial se mantengan.

No obstante: tenga en cuenta que no podrá deducirse el alquiler si:

  • Una vez finalizado el plazo de duración inicial o la prórroga, se firma un nuevo contrato.
  • Si, aun manteniéndose el contrato inicial, se produce alguna modificación sustancial*. Si se diera esta circunstancia, la Agencia Tributaria considerará que ha habido una “novación extintiva” y no permitirá continuar aplicando la deducción por alquiler de la vivienda habitual.

Para el resto  de contribuyentes, por ejemplo, para aquellos que firmaron un contrato en 2015, no será posible aplicar la deducción.

 

*Se entiende por modificación sustancial: sustitución de alguno de los inquilinos, cambios en las cuotas u otras condiciones relevantes, etc.

Cualquier consulta que le haya surgido, no dude en contactarnos aquí.