Cuando vendemos o compramos algo en España, siempre lo hacemos con el convencimiento de que el producto objeto de la transmisión cumple con todos los requisitos de calidad. Pues tengamos en cuenta que la ley acaba de aumentar el periodo de garantía para el consumidor.

Para evitar conflictos se aprobó en su día la Ley General de Defensa de los Consumidores y Usuarios, que ahora ha sido modificada para adaptarla a la Directiva Europea (UE) 2019/771 de 20 de mayo de 2019.

Será el 1 de Enero de 2022 cuando entren en vigor estas modificaciones, entre las que cabe destacar: 
  • Que se aumenta la garantía legal de 2 a 3 años y que se mantiene en 1 año para los artículos de segunda mano.
  • Que se amplía de 5 a 10 años la obligación para el fabricante de disponer de piezas de sustitución desde la fecha en que deje de fabricarse el producto en cuestión.

Esta garantía cubre los defectos de fábrica y las quejas del cliente cuando cree que el producto no tiene calidad esperada, pero no cubre los defectos causados por mal uso.

En el caso de productos de segunda mano, ahora se convierte en obligación que conste de manera expresa que el comprador conoce el estado del producto adquirido.

Tengamos también presente que el vendedor responde frente al cliente. Si eso supone tener que hacerse cargo de algún importe, el vendedor podrá reclamar también al fabricante en el plazo de un año, como ya estipulaba la Ley.

Si el producto es defectuoso, el cliente podrá optar entre exigir la reparación o la sustitución. El vendedor podrá oponerse a la opción elegida si es imposible o le supone unos costes desproporcionados, por ejemplo, en el caso de que una pequeña reparación ya pudiera solucionar el problema.

Quizás una de las modificaciones más importantes sea la carga de la prueba.

Ante una queja por producto defectuoso, pasa de 6 meses a 2 años el periodo durante el que es el vendedor quien tiene que demostrar lo contrario.

Eso sí, pasados los dos primeros años de garantía, será el consumidor quien deba demostrar que existía el defecto en el momento de la compra.

En Confialia seguimos al tanto de todas las novedades que pueden afectar al día a día de nuestros clientes, con especial atención a las Islas Baleares: Mallorca, Ibiza, Menorca y Formentera. Uno de nuestros objetivos es hacer clara e inteligible la normativa que les afecta, procurando siempre buscar argumentos que nos permita establecer interpretaciones que ayuden al crecimiento empresarial.

Nuestra central está en Palma de Mallorca y que contamos con despacho en Alcudia, desde allí damos servicio a toda España. ¿Qué no sabes qué servicios damos?

  • Asesoría Fiscal
  • Asesoría Contable- Financiera
  • Asesoría Legal
  • Asesoría Laboral

Entre en nuestra newsletter.

Posts relacionados.

Contacta para cualquier consulta.

Rellene el formulario para que alguno de nuestros profesionales pueda ayudarle.

Ir al formulario