Si eres profesional del asesoramiento empresarial, ¡no lo dudes! Este artículo te interesa.

Conocernos puede abrirte un mundo que hará que tengas en tus manos el futuro de tu despacho. Juntos somos más fuertes

Cuántas veces he oído decir a profesionales del asesoramiento empresarial que no quieren más clientes, que lo que tendrían que hacer es deshacerse de aquellos que no son rentables y así seguro que vivirían mejor.

En el fondo lo que realmente quieren decir, es que les gustaría poder ofrecer mayor valor añadido a su servicio. Todos queremos subir la facturación sin tener que incorporar mayor carga de trabajo o costes proporcionados a esa subida de facturación. El objetivo es poder facturar más con los mismos o menos gastos y en un segmento en el que la competencias profesionales sean más valoradas.

Eso que parece una utopía, es realmente el futuro de los despachos profesionales. Pero no nos equivoquemos, no es una opción. Es un futuro obligado para aquellos que quieran permanecer en el mercado durante por lo menos una década más. 

Las diferentes administraciones públicas europeas y alguna estatal y autonómica están ya marcando ese camino con la automatización de muchos procedimientos para los que hasta ahora era imprescindible la figura del despacho profesional, llamémosle gestoría o asesoría. 

En Italia, por ejemplo, la factura electrónica es obligatoria y no solo con respecto a los emiten aquellos que trabajan con la administración como  lo es en España. También en ese país, ya no existen cajas registradoras de ninguna actividad que no estén, obligatoriamente, conectadas con su agencia tributaria. Eso supone que todas las transacciones quedan registradas diariamente en sus bases de datos. Algo similar a lo que está ya ocurriendo en Euskadi. Pensad que incluso si cierras tu negocio por vacaciones, tienes que comunicarlo previamente a la administración. Si no lo haces, ésta puede atribuir a la actividad los ingresos medios que resulten.

Que la administración española inicie ese camino es cuestión sólo de tiempo, de poco tiempo. El futuro de las autoliquidaciones tributarias es breve. No pasará mucho tiempo para que dejen de ser eso, autoliquidaciones y se conviertan en propuestas de liquidación emitidas por nuestra apreciada AEAT.

¿Están los despachos y sus profesionales preparados para dar mayor valor añadido a sus servicios? ¡Confialia sí!. 

Hemos creado un modelo basado en la tecnología. Automatizamos y estandarizamos todos los procesos cuyo valor añadido tiende a desaparecer.  Dedicamos ese tiempo sobrante a idear nuevos servicios de control y asesoramiento que el cliente valora muy positivamente. El resultado es que juntos somos más fuertes.

Esto nos permite estar en óptimas condiciones de crecimiento en volumen de clientes y, en lo que es más difícil pero posible, en la rentabilidad que genera cada cliente.

Estamos haciendo realidad un proyecto que se inició hace 25 años. Hemos iniciado una fase de puesta en común con otros profesionales y despachos. Una etapa imprescindible si realmente lo queremos es que lo que era una experiencia local, se convierta en una nueva manera de entender la organización y gestión de despachos profesionales a nivel nacional y/o internacional. 

No podemos, ni queremos, hacerlo solos. Queremos compartir y sabemos que ese es el único camino. Sabemos que juntos somos más fuertes. Hemos ideado el sistema que permite integrarse en un grupo que comparta sistemas de trabajo, economías de escala,  iniciativas, políticas de empresa e inversión en desarrollo tecnológico; sin tener que renunciar a la propia identidad de quien decida participar.

Contáctanos y te enseñaremos lo que hemos conseguido y lo que pretendemos conseguir asociándonos con personas y/o organizaciones como la tuya.

Contacte para cualquier consulta.

Rellene el formulario para que alguno de nuestros profesionales pueda ayudarle.

Ir al formulario